Cómo vestir para Trabajar en Oficina mujer

Uno de los conflictos que toda mujer respecto a la moda es cómo vestirse para trabajar en oficina. Una de las cosas que atrae este tipo de inconvenientes es que, hasta cierto punto, podemos hartarnos y sentir que ya no hay nada más en nuestro closet que podamos usar y que, siempre son las mismas prendas, siempre las mismas combinaciones.

Vestir para trabajar en oficina Mujer

En la actualidad, la moda laboral ha variado mucho, los códigos para vestir nos han permitido expandir las posibilidades y vestir con tanto estilo y propiedad, así como variedad. Ya el hermetismo del traje ha fluctuado a otras tendencias, de tal manera que a continuación te presentaremos algunos tips para ello.

Prendas de vestir que puede usar una mujer para la oficina

Presentaremos a continuación algunos tips específicos que sugerimos deberían tomar en consideración de cómo vestir para trabajar en oficina.

  • Vestidos a la rodilla con clásicos estampados o colores lisos.

  • Blusas bien sea manda larga, corta o ¾.

  • Chaquetas bien sea mangas largas o ¾, así como las chaquetas tweed o Chanel.

  • Pantalones de algodón, crepé o lana, pero siempre de vestir.

  • Los botines los puedes usar preferiblemente en otoño o invierno, siempre con pantalón.

  • Zapatillas semi-abiertas al frente o cerradas completamente.

  • Puedes acompañar algunas vestimentas con foulards o pañuelos.

  • Los accesorios preferiblemente que sean tres como máximo, y mientras más discretos, más elegancia agregan.

  • El maquillaje no debe ser ni muy exagerado, ni la ausencia de él. Siempre discreto.

  • El bolso debe ser preferiblemente mediano, preferiblemente estilo clásico.

  • Los colores preferiblemente neutros. Podemos agregar un toque de color, pero no más, y no exagerado.

  • Siempre es recomendable el uso de algún perfume, preferiblemente suave y moderadamente. La exageración del mismo puede llegar a incomodar.

Estilos para lucir en la oficina según los colores

Es muy importante estar al tanto de las tonalidades de cada prenda que usamos, no solo por las combinaciones entre ellas, sino porque será para el uso de una oficina exclusivamente, lo que nos llevará a estar al tanto de ello. Para considerar cómo vestir para trabajar en oficina considerar los colores que empleemos.

El blanco y negro

Al preguntarte cómo vestir para trabajar en una oficina lo primero que debes saber es las tonalidades que juegan entre el blanco y el negro es el más clásico para ello. No solo demuestra elegancia, sino una gran sofisticación, lo que genera que sean los colores más adecuados para llevar a la oficina.

Outfit de blanco y negro para oficina

Algunas ideas pueden variar en, por ejemplo, camisas de rayas blancas y negras verticales que aportan estilo y favorecen a nuestra imagen. Esto lo puedes variar tanto con el uso de tacones, como con calzados más bajos, de igual forma con un pantalón de vestir y un blazer bien sea negro o blanco. Siempre te puedes adaptar, por supuesto, a tu figura.

Los colores suaves

Cuando de moda para vestir en oficina se trata, siempre va a prevalecer los colores suaves, además de los blancos y negros. Éstos, no solo aportan naturalidad, sino confianza, dulzura… aunque en general puede variar según lo que quieras expresar según tu cargo.

Si en la oficina debes mantener una postura de liderazgo y cierto carácter, quizá son sean estos los tonos apropiados para ti, pero si por el contrario deseas una mayor cercanía en la oficina, entonces los colores claros y suaves son para ti.

El monocolor

Mantener un color único aporta muchos estilismos profesionales, lo que se puede considerar una buena alternativa de cómo vestir para trabajar en oficina. Tomando en cuenta que las tonalidades para mantener un monocolor deberían variar, preferiblemente, entre el negro, blanco, azul marino, beige o gris.

Es preferible evitar colores fucsia, rojos o muy llamativos, estos los podemos dejar para agregar detalles en otras combinaciones, pero jamás para mantener un único color en la vestimenta. Podemos en todo caso variar con una camisa de rallas verticales entre blanco y azul marino, por ejemplo, con un pantalón de vestir de la misma tonalidad, al igual que la chaqueta. También el beige para usarlo como monocolor funciona perfectamente.

Cómo vestir en oficina si eres una chica joven

Son múltiples las posibilidades que tenemos de cómo vestir para trabajar en oficina hoy día, aunque para muchas sea un tema de moda bastante complicado, sobre todo cuando aceptamos nuestros primeros empleos en alguna empresa. Con las sugerencias que acá daremos sabrás que no es tan complicado, y que incluso te sentirás a gusto con la vestimenta.

Los vaqueros con abrigos o americana

Hoy día variar la vestimenta dentro de la oficina está muy bien visto y muchas empresas se han abierto a la posibilidad de aceptar, por ejemplo, el uso de vaqueros; aunque para efectos de lucir elegante es mejor que no sea cualquiera de ellos. Lo ideal es elegir vaqueros negros sin detalles o azul, siempre pensando en la neutralidad.

Vaqueros con abrigos o americana para oficina

Lo ideal sería combinarlos con camisas bien sea lisas o americanas, con alguna chaqueta bien sea tipo tweed o Chanel, aunque también funcione un abrigo sastre. Con ello es preferible el uso de tacones, aunque para algunos pueda ser aceptada las zapatillas. Siempre mantener la elegancia con cualquiera de las combinaciones.

Los trajes actualizados

Los trajes son posiblemente los que tengas como primera opción para vestir en oficina. La suerte que muchas mujeres tienen en la actualidad es que ha existido una gran evolución en cuanto a trajes nos referimos. Lo común es tener trajes clásicos cuyos colores pueden ser bastante neutros, desde el negro, blanco, gris, al beige, pero siempre será bueno mantener alguno de un color suave.

Trajes tipo vaquero para oficina

Existen trajes que puedes variar con zapatillas en la actualidad, aunque los tacones son sin duda el toque más elegante con el que se puedan combinar. Los pantalones de los trajes tipo vaquero son sin duda la mejor opción que puedes tener en tu traje.

Los vestidos

Una de las cosas fundamentales de los vestidos es, por supuesto, el largo del mismo. Recordemos que es de nuestro interés cómo vestir para trabajar en oficina, así que de antemano se descarta todo tipo de vestido para fiestas. Se asiste a una empresa con el fin de aplicar nuestros conocimientos con fines específicos; y aunque efectivamente debemos ver bien, se trata de elegancia ejecutiva ante todo.

El largo de los vestidos no debería superar los tres dedos por encima de la rodilla. Efectivamente el color es otro de los detalles importantes a considerar. En principio estos deben ser neutros, pero bien podemos variar con algunos detalles coloridos que no sean excesivos.

Tips de pantalones

Así como los pantalones de vaqueros que ya hemos mencionado, están también los de vestir, de algodón, crepé e incluso de lanilla. Para variar, no está mal tener estas variedades.

Diversidad en pantalones para oficina

Puedes escoger entre la diversidad que existe entre pantalones a cuadros príncipe gales, a modo clásico con tonalidades neutras o de algún color que resalte ante otras tonalidades neutras en el resto de la ropa, e incluso a rayas. Siempre manteniendo presente combinaciones que destaquen nuestro estilismo.

Cómo vestir moderna para ir a la oficina

Para ampliar las posibilidades de cómo vestir para trabajar en oficina traemos otros cuatro tips de moda que podrás incluir perfectamente el combinaciones increíbles para dirigirte a la empresa. Puedes tomar estas sugerencias tal como las mencionamos, o tomarlas como inspiración para otras posibles combinaciones que partan de aquí. Tú serás libre de escoger tus prendas, pero siempre es bueno tomar consejos para desplegar mayores posibilidades.

Clásico pero moderno

Efectivamente la moda ha evolucionado, y eso no ha dejado de lado las maneras de vestir para ir a la oficina. Con pantalón pitillo con botines en punta acompañado de una chaqueta americana a cuadros sí que funciona, sobre todo si tu ambiente de trabajo tiene que ver con la moda o el arte.

Outfit clásico pero moderno

Aunque este estilo no encaje en cualquier oficina, sí que va para algún empleo cuyo estilo sea un tanto más liberal y apueste por el buen gusto.

La moda de los monos de vestir

Los monos de vestir son sin duda una muy buena opción sobre todo en primavera. Un jersey de cuello funciona perfectamente sobre todo si es de cuello vuelto, efectivamente los accesorios no deben faltar, pero sin que sean exagerados. Usa esta ropa con botines de tacón alto y la elegancia permanecerá.

Trajes para llevar en primavera

Aunque no toda oficina acepta en la actualidad que nos reinventemos en nuestros estilos de ropa para ir a la oficina, usar trajes de lino con un ancho cinturón que podamos combinar con Converse y jersey nos viene bien en primavera, sin dejar de lado las tonalidades tierra que perfectamente calzan con los blancos. Darán un toque de naturalidad y sin duda, presencia.

Zapatos perfectos

Unos zapatos de tacón salones beige son perfectos para esta ocasión, sobre todo porque son muy versátiles y los puedes combinar con diversos estilos siempre que hagas una adecuada combinación de tonalidades. Puedes combinarlo perfectamente con un jersey del mismo color; si el pantalón es de pinzas con estampados de cuadros con los mismos tonos tierras sin duda le quedan bien.

Lo que NO debes usar para ir a la oficina

Cuando se trata de vestir para trabajar en una oficina nos encontraremos ciertos código que, aunque en la moda actual se haya evolucionado, no se trata de hacer uso de cualquier prenda de vestir solo porque nos apetezca. A cada ocasión hay que generar lo que mejor se adecúe. De tal manera que debes tomar en consideración las prendas que debes negarte a usar para tal fin.

  • Escotes pronunciados. Todas estas prendas que muestren mucho y den sensualidad, no es lo requerido para asistir a una empresa.

  • Camisetas, sin duda demasiado informales para trabajar en una oficina.

  • Blusas con hombros descubiertos. Así entremos a la empresa con alguna chaqueta, no deja mucho que decir ya que posiblemente no se estará en una oficina con la chaqueta durante toda la estancia allí.

  • Vestidos de fiesta o de playa. Ya sus nombres indican para qué ocasiones son.

  • Zapatillas multicolores con logotipos o frases, restan seriedad a nuestra personalidad.

  • Ropa deportiva. Efectivamente esta ropa es exclusiva para ejercitarse, no para otra cosa, menos para vestir en una oficina.

  • Lentejuelas o telas brillosas. Si lo que deseas es llamar la atención con el brillo de las telas, no es una oficina lo que requieres para trabajar.

  • Sandalias para la playa. Volvemos con que, si es para la playa, no hagas uso de éstas para la oficina, por más liberal que esta pueda ser.

  • Animal print. No solo es uno de los estilos de más mal gusto que pueda existir en la actualidad, sino que efectivamente restan seriedad y elegancia.

  • La ropa muy ajustada tampoco es recomendable. Además de restar comodidad, pueden ser un tanto sugerentes no ideales para asistir a una oficina.