Como vestir para Trabajar en Oficina Hombre

De seguro habrás notado que, a lo largo de la historia de la moda, ha surgido cierta flexibilización respecto a parámetros de la vestimenta acorde a los establecimientos laborales en general. Pues, a partir de las presentes líneas, te pretendo hacer sentir a gusto según de una serie de recomendaciones que no podrías dejar de tomar en consideración para que luzcas un estilo casual con tu sello propio.

Si te estás buscando.. Ideas y outfits para vestirse en la oficina siendo hombre; En este artículo te daremos los mejores consejos de vestimenta para ello.

Vestir para trabajar en oficina Hombre

Vestirse de forma casual en la oficina es una opción segura

Lo primero que deberías considerar es establecer los principios básicos sobre tu propio estilo de vestir. Es decir, no por estar vestido de forma casual, debes lucir inapropiado para un entorno laboral dentro de una oficina o un entono similar.

Además, los tiempos de hoy exigen una mayor amplitud sobre los patrones aceptados como normas dentro de los trabajos convencionales y presenciales. Son tiempos donde el auge del teletrabajo está cada vez más apoderándose de toda la industria conocida y por crearse.

Entonces, tanto para ti, que quieres lucir bien presentable, armonioso y sobre todo cómodo. Te invito a que fijes lineamientos flexibles que te permitan hacer los ajustes que tengas bien hacer, cuando así lo desees; bien sea que te encuentres en un entorno de trabajo presencial o no.

Outfits de oficina masculinos que nunca pasan de moda

Debes procurar, en la medida de tus posibilidades, generar un sello o una huella que te permita distinguir tu atuendo casual de otros atuendos más informales o formales. Esto te permitirá vestirte con mayor rapidez y de forma certera, dentro del marco de tus objetivos para obtener el atuendo acorde a tus intenciones.

– Construye en tu mente, las piezas básicas que te brindarían cierta seguridad, al momento de estar expuesto ante un público y asumiendo una responsabilidad.

– Experimenta la sensación que te producen las texturas debido que, si bien puedes verte bien, la sensación que ciertas prendas podrían producirte quizás no sean las más adecuadas para ti.

– Tus prendas de vestir y el color que las elijas, potenciaría la importancia sobre cada evento u ocasión de encuentro. Por ende, debes tener variedad, pero tampoco un festival de colores dentro de tu closet. La intención primordial es la calidad.

Varía entre diferentes prendas casuales

Te recomiendo en términos generales que, para lograr abastecer tu closet de las piezas que corresponden a un atuendo de oficina, logres tener al menos cuatro pantalones largos semi ajustados a tus piernas y parte inferior, con la intención de hacer ver tu cuerpo algo más esbelto, estilizado y un algo tallado.

¡De los matices en los colores y texturas!

Los colores de dichos pantalones deberían encontrarse en una paleta de colores fríos como, por ejemplo, azul marino, verde bosque, gris plomo o claro y por qué no, un pantalón negro que, siempre es muy útil y clásico. Las telas que te recomendaría podrían ser de caqui, telas semi sintéticas e inclusive dentro de las opciones un jean con las mismas características del resto de los pantalones.

Prendas casuales de oficina

¡Tú camisa es tu carta de presentación!

La ventaja de los colores y las telas te permitirá que logres combinar de manera apropiada y en cada ocasión las prendas que elijas en la parte superior. En este aspecto o sobre tu camisa, deberías escoger colores entre neutros, fríos y algunos estampados, en al menos 6 piezas; tales como una camisa manga larga de color blanco y otra de color negro; una camisa manga larga de cuadros cálidos y otra de rallas pálidas; por último, una camisa manga corta de puntos de color azul y otra de color rosa viejo.

¿Prefieres vestir elegante en la oficina?

Ahora, si has establecido tus parámetros de lo casual, pero ahora quieres apostar por un casual más elegante, atrevido y con un toque chic para una ocasión especial como un encuentro con alguna persona influyente en tu círculo de trabajo e inclusive una cena o, simplemente si te visualizas trabajando en un sitio mejor a donde te encuentras actualmente, pues vístete también en actitud.

Puedes combinar casual y elegante a la vez

Las piezas fundamentales de tu atuendo casual te seguirán sirviendo para la ocasión elegante; ya serán la base de tu vestimenta. Lo único que te recomendaría sería invertir en algunos blazers ajustados, chaquetas y algunos chalecos que hagan verte con un sello distintivo dentro de lo casual y elegante.

Combinacón de casual + lo elegante para oficina

¿Qué calzado ponerse para ir a la oficina?

Otro aspecto que no puedes dejar pasar por alto es que busques estiliza tu estilo a través un par de zapatos de corte de cuero marrón y, algún otro par de color negro puntiagudos o semi redondo, que estén bien pulidos.

Un detalle, puede hacerte deslumbrar.

Si bien, pudieras usar correa o cinturón de cuero que combine con tus zapatos, también podías combinar perfectamente unos tirantes, todo dependerá de tu comodidad. Al igual que podrías llevar puesto un pañuelo amplio de algún estampado vibrante por debajo del cuello de tu camisa neutra para que resaltes. De igual forma, pudieras lucir un pequeño pañuelo sobre saliendo del bolsillo superior de tu blazer, en caso de que lo lleves puesto.

Accesorios de ropa para oficina

En ocasiones, si no estas acostumbrado a llevar puesto un atuendo un poco fuera de lo clásico en alguna de sus características, te recomendaría lo siguiente:

– No es imprescindible que utilices reloj, pero te recomendaría uno para que vaya acorde a la ocasión y a tu vestimenta como, por ejemplo, uno analógico de correa de cuero que combine también con tus zapatos; bien sea casual o casual elegante.

-La cartera o el monedero que utilices, debería no estar abarrotada de papeles, recibos de pago, un reguero de tarjetas que ni utilices; así como de cosas innecesarias. Debes tener lo esencial, tu dinero en físico o en tarjetas dentro de los espacios dispuestos para ello. El mismo monedero, debería al menos estar en condiciones aceptables sin enmendaduras.

Cómo vestir de forma económica para ir a la oficina

El término rentable dentro de tu vestimenta irá en la medida de tus compras inteligentes. Más vale que, procures apostar por piezas de larga duración sobre aquellas prendas que inviertas mucho menos y que consideres que sean atractivas, pero de mala calidad. Siempre ten en cuenta que, el dicho de lo barato sale caro, en este caso se cumple a plenitud.

¡Saber escoger, lo agradecerás más temprano que tarde!

En el caso de tu vestimenta para oficina, es preferible que tengas una camisa blanca de lino manga larga de alta calidad y un pantalón largo de caqui y unos zapatos de cuero marrón punta roma; en cambio de, dos jeans, dos camisas semi sintéticas y dos pares de zapatos de semi cuero. Una de las razones sería porque, de seguro, ya en tu guarda ropa tienes algunas de estas últimas piezas.

¡No es cuestión de marcas reconocidas, sino de calidad!

No es momento para mortificarse en prendas de vestir extramente costosas porque esa no es la intención de este artículo, tampoco de hacerle la publicidad a alguna marca de prendas de vestir o de accesorios en particular. Es un tema práctico, si el señor de la talabartería de la esquina fabrica artículos de suma calidad, por qué no apostar por sus productos, en vez de pretender vestirte de Dior, DG, etc. En cambio, si puedes surtirte de estas marcas mensualmente perfecto, pero no es imprescindible.

Consejos para escoger ropa de oficina

Considerar adaptarte a tus posibilidades de pago. Es decir, si no puedes comprar todo lo que necesitas, entonces asegúrate de adquirir parte de las prendas fundamentales; ya que constituyen la base de tu vestimenta casual y, a partir de ella, añades los elementos elegantes que así consideres, según la ocasión.

¡Arrópate hoy, hasta donde te llegue la cobija!

Tampoco con ello considero que, si no cuentas con el dinero suficiente para renovar tu estilo, esperes que te caerá como por arte de magia; así como también la inspiración que requieres para mejorar tu imagen. Debes trabajar de forma honrada y ajustarte de manera planificada y mensualmente para conseguir esa imagen de forma progresiva.

No solo te traerá beneficios en tu ámbito laboral, sino que además te incentivará a colocarte nuevas metas cortas y medianas con las que te sentirás más confiado de ti mismo, desde ese momento y en adelante.

Outfit elegante y económico

La actitud es fundamental para lucir bien

Si, con todo lo anterior te muestras realmente increíble a partir de tu atuendo para lucir en la oficina, agradécelo a tus ganas de mejorar tu propio aspecto personal junto a la buena combinación que también has sumado tú. Sin embargo, si no combinas tus prendas de vestir con tu mejor sonrisa, dudo que tengas el mismo impacto.

¿Si puedes hacerlo, por qué no?

Agradece los buenos tratos de aquel que se acerque a alabar los cambios positivos sobre tu imagen; recomiéndale unos tips para que salga de su estado de confort y para que se arriesgue a ir por una mejor imagen auténtica de sí mismo.

¡Mente sana, imagen personal acorde!

Cuando estás realmente satisfecho con tu imagen personal, impactas automáticamente a tu entorno inmediato, debido a que algunos desearán dar ese paso que tu diste y ahora, eres tú la persona que podría incentivar a aquel individuo que se encuentre desmotivado o inseguro en cambiar aspectos de su persona para bien, por muy pequeños que sean.

Entonces, para lucir acorde a tu vestimenta para oficina, deberías considerar primero lo que realmente deseas proyectarte a ti mismo y luego, a tu entorno más inmediato. Es decir, de adentro hacia afuera para que tu actitud sea la que brille más y así luego, logre combinar tu hermosa sonrisa con tu atuendo casual espectacular.